Mediante el esfuerzo combinado una montaña se transforma en piedras preciosas; la unión de corazones cambia el barro en oro

imagen1 adorno

Dios lo sabe todo

No le temamos, pues ya sabe de nuestras faltas. Y no le ocultemos pues ya vio todo lo hecho. Y no le roguemos, pues ya conoce lo que requerimos

imagen2 adorno

Hijo

Sales de un olvidado lugar del cual hemos salido y olvidado todos. Vienes a un lugar del que somos forasteros. Vamos a otro lugar del que nadie regresa para contarnos. Me pregunto si es el mismo lugar de donde venimos. Qué gran incógnita vivimos, qué gran incertidumbre. El caminar como a ciegas por una senda que antes recorro, pero no sé si seguirás. Perdido en este mundo de contradicciones, barnizado de males y bienes que te mueven como una barquilla dentro de una gran tormenta. No te asustes, hijo, para eso están los padres. Para calmarte y decirte que no estás solo. Quien te quiere no abandona, aunque ausente parezca estarlo. No hay un 'lejos' en lo profundo de nuestro corazón. Quien te ama te apoya, quien te adora te abraza, quien te acuna te guarda...no estás solo, hijo mio.

imagen3 adorno

Atentos a los mensajes de Dios

Escuchemos solícitos sus sugerencias y hagámoslo partícipe de nuestra historia

imagen4 adorno

El mayor amigo es el que da la vida por sus amigos

Hablemos de Dios como si de un amigo se relatara y pensemos en él como si de una mamá se acordara

"Un Laberinto es una casa labrada para confundir a los hombres" (Borges)


Arbol Milenario